Con objeto de comentar el apartado musical del acto institucional que hemos celebrado hoy en Catalunya en el día de la Fiesta Nacional, haremos un poco de historia de lo que se celebra para poner en antecedentes a los que desconozcan el tema:

En Catalunya cada 11 de Septiembre se celebra la Diada, la Fiesta Nacional de Catalunya, día en elque se conmemora una derrota, la caída de Barcelona en manos de las tropas borbónicas al mando del Duque de Berwick durante la Guerra de Sucesión Española en 1714, tras catorce meses de sitio. Así, también se recuerda la consiguiente abolición de las instituciones catalanas tras la promulgación de los Decretos de Nueva Planta. El Parlamento de Catalunya la declaró Fiesta Nacional en su primera ley tras su restablecimiento, en 1980.

Las entitades y los partidos políticos realizan tradicionalmente ofrendas florales a los monumentos de Rafael Casanova y Josep Moragues, tanto en Barcelona como en el resto de Catalunya. Las organizaciones y grupos independentistas también presentan ofrendas en el Foso de las Moreras (Fossar de les Moreres), donde fueron enterrados los defensores muertos durante el sitio de la ciudad.
A lo largo del día hay manifestaciones, conciertos y se colocan puestos informativos con un cariz reivindicativo o festivo. Muchos ciudadanos cuelgan la bandera de Catalunya o senyera o una estelada en su balcón.Sirva esta breve introducción histórica extraída de la wikipedia para entender un poco lo que representa la fiesta del 11 de Septiembre en Catalunya.
A continuación comentaré el acto oficial que se celebra desde hace tres años en el Parque de la Ciutadella de Barcelona con un nuevo formato, acto al que asiste toda la clase política. Un acto emotivo en el que simplemente con música y poesía se homenajea a la cultura catalana y también a la diversidad de gentes que conviven en esta tierra, un acto medido hasta el último detalle, un acto de simbolismos y gestos.
Dirigido en esta ocasión por el polifacético Joan Ollé, resulta en una visión televisiva un bonito espectáculo, no así si se asiste como público en directo al Paseo dels Til.lers del Parc de la Ciutadella, sólo los políticos tienen una visión directa de lo que ocurre en el escenario, el pueblo llano es simplemente el invitado de piedra, en esta ocasión según fuentes oficiales casi 20.000 convidados de piedra.

He asistido este año por primera vez en directo al acto para curiosear, bajo un sol de justicia que ha sido imposible soportar hasta el final del acto, este fue el programapoético-musical:
En mi visión de refilón del escenario ha resultado ser un acto sobrio presentado por el actor Lluís Homar quien ha recitado el poema "Inici de càntic en le temple" del poeta Salvador Espriu y que ha ido dando paso a las interpretaciones: A una formación musical dirigida por el músico de Vinaròs Carlos Santos interpretando una fanfarria compuesta para los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992. A continuación el músico Jordi Savall interpretando con su viola de gamba el siempre emotivo y muy popular "El cant dels ocells" en memoria de Pau Casals, en favor de la paz y en recuerdo de las víctimas del 11-S de 2001 en New York y en recuerdo de las víctimas del 11-M de 2004 en Madrid y cercanías, y del 11-S de Chile, con gran ovación por los presentes.
A continuación la cantante Marina Rossell ha interpretado una muy emotiva versión de la sardana "Per tu, ploro" con letra del poeta Joan Maragall y música de Pep Ventura, grabada en su CD "Entre línies" (1997). Se da la circunstancia de que ésta era la última Diada que presidía el President de la Generalitat Pasqual Maragall, nieto del poeta Joan Maragall, motivo de la elección de esta sardana para el acto. Deliciosa versión la de la Rossell y muy emotiva pieza para el President en su despedida institucional.
Después ha sido el turno del histórico cantautor Paco Ibáñez, ciudadano del mundo y difusor de poetas, residente en Barcelona desde hace unos años, ha cantado en su lengua materna, el euskera, ofreciendo el tema "Bihotza" (Corazón) incluído en su CD "Oroitzen" (1998), el tema venía a apoyar el fin de la violencia definitiva en el País Vasco y el inicio de las conversaciones para lograrla.
A continuación la cantante portuguesa Mísia, fadista portuguesa de madre catalana, ha interpretado su versión de la habanera "La gavina" que popularizara Marina Rossell hasta convertir en un clásico de la cançó, la de Mísia ha sido otra versión para recordar, cantada con un gran cariño y sensibilidad, pieza que ya le había escuchado cantar en su primera actuación en Barcelona que tuvo lugar en la Plaça del Rei hace ya algunos años y que grabó en su CD "Fado" (1993). La Coral Sant Jordi optó por una interpretación de "El testament d'Amèlia".
Para finalizar una versión compuesta para la ocasión de "Els Segadors", himno oficial de Catalunya, la versión de hoy fue compuesta por el rosellonés Pascal Comelade, en las voces de la Escolania de Montserrat, y se izó la senyera.

La única imagen un poco pasable que he podido captar en el acto, la portuguesa Mísia interpretando "La gavina".
Decir queen la actual ubicación mejor verlo en televisión si no se es político o invitado especial al acto.

Haciendo un poco de historia, en los años anteriores en el Parc de la Ciutadella participaron con su música los siguientes artistas:

2004:
Joan Manuel Serrat: "Cançó de bressol".
Lluís Llach: "Venim del nord, venim del sud".
Barbara Hendricks: "El cant dels ocells" en inglés.
Orfeó Català, la Coral Sant Jordi y la Polifònica de Puig-Reig, bajo la dirección de Josep Vila: "El cant de la senyera".
Rafael Subirachs : "Catalunya, Comtat Gran"

2005:
Maria del Mar Bonet: "El pi de Formentor".
Josep Carreras: "L´emigrant".
Mayte Martín: "Vidalita".
Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC): "Els Segadors" bajo la batuta de Antoni Ros-Marbà.